Saltar al contenido

Matrioshka

¿Qué son las Matrioshka?

Las matrioshkas son las muñecas tradicionales rusas que se caracterizan por estar fabricadas en madera y con múltiples figuras en su interior, la misma muñeca de diferentes tamaños encajan unas dentro de las otras. Una muñecas huecas que en su interior albergan una nueva muñeca y esta a su vez otra en un número que puede ir desde cinco hasta el número que se desee.
Estas muñecas Matrioshkas se caracterizan por sus múltiples coloridos y por la presencia de elementos decorativos como jarrones o diferentes recipientes sostenidos por las propias muñecas. En Moscú podemos encontrar el único museo dedicado a las muñecas Matrioshka donde podremos encontrar la matrioshka con más muñecas de la que se tiene conocimiento, la cual tiene 75 muñecas en su interior.

Las matrioshka suelen ser fabricadas generalmente en madera, siendo la madera de tilo la que más se utiliza gracias a su fina textura y ligereza. En su fabricación, la madera es cortada en bloques y las muñecas pasan a ser fabricadas manualmente por un maestro tallador. Las herramientas que utiliza el tallador giran en torno a la utilización de cinceles de varios tamaños y un torno. A la hora de pintar las muñecas rusas se utiliza mayormente las pinturas al óleo pero también existen matrioshkas pintadas con acuarelas, témperas o gouache. Al finalizar el proceso de pintura, las muñecas matrioshka pasan por un proceso de acabado el cual consiste en recubrir las diferentes piezas con laca o barniz.

matrioshka
Muñeca Matrioshka

Desde su creación y readaptación rusa se han convertido en todo un símbolo de la cultura, tradición y costumbres rusas por lo que era muy habitual que estas muñecas estuvieran presentes en todas las casas. Su representación también las ha llevado a basarse en las imágenes de personajes relevantes de la época y de la actualidad.

Mucho se ha teorizado sobre el significado real de las muñecas Matrioshka ya que algunos creen son un símbolo de alegría, sabiduría y prosperidad y que al abrirse y encontrar en su interior otra muñeca, se interpretaba como la representación del interior de las personas. Pero existen otros antropólogos que afirman con sus teorías que esta muñeca rusa significa la maternidad y la fertilidad debido al significado de su nombre.

Sin duda estas muñecas además de estar llenas de figuras semejantes a ellas pero de proporciones más pequeñas, también están llenas de sorpresas debido a que son diferentes teorías las que nos encontramos a la hora de saber de dónde procede el nombre de matrioshka o al indagar cuáles fueron sus orígenes y su historia.

¿De dónde viene el nombre Matrioshka?

Todos conocemos cuáles son las muñecas rusas y, sin duda, las habremos visto más de una vez e incluso las habrás llamado de otra manera como muñeca rusa, matrioshka, mamushka o babushka pero, ¿sabes de dónde viene el nombre Matrioshka?

Son diferentes versiones las que existen en la actualidad por tal de dar con el momento en el que se dedicaron a crear estas típicas muñecas pero desde entonces su denominación también ha sido controvertida debido a que en diferentes países fuera de Rusia, sobre todo en América Latina, se las llamaba de diferentes maneras.

Este tipo de muñecas se convirtieron en un icono de la cultura rusa desde finales del siglo XIX y en la actualidad siguen convirtiéndose en uno de los souvenirs más codiciados por los turistas que viajan a Rusia. Pero en torno a su nombre, se cuenta que al final del siglo XIX uno de los nombres más comunes de las niñas en Rusia era el de “Matriona”, por este motivo y por intentar adaptar estas muñecas a las costumbres de Rusia se les atribuyó el nombre de Matrioshka.
No debemos olvidar que este nombre elegido también proviene del latín “mater” que significa madre, por este motivo este nombre se convirtió en todo un símbolo y uno de los nombres más utilizados por aquel entonces.
Su denominación tiene también que ver debido a la mártir cristiana, Matriona de Tesalónica que vivió en el siglo III y fue declarada santa tanto por los ortodoxos rusos como por los cristianos.
La utilización de matrioshka, mamushka o babushka también tiene que ver con que en algunos países de América Latina esta tradición muñeca rusa se conoce como mamushka debido a que es una mezcla de las palabras “matriona”, que significa mamá y “babushka” que significa abuela. Una forma de simbolizar la continuidad generacional y que es llamado sobre todo en países como Argentina o Uruguay.

La historia de la Matrioshka

A pesar de que asociamos a las muñecas Matrioshka con la tradición y cultura rusa debemos tener en cuenta que este tipo de muñecas no son una artesanía original de Rusia, ya que a pesar de que se empezaron a fabricar a finales del siglo XIX, este tipo de muñecas fueron inspiradas por muñecas muy similares traídas desde Japón.

Pero las propias muñecas rusas nacieron a finales del siglo XIX en un pequeño pueblo de Rusia donde existía un mercado muy conocido en el lugar. A él acudían todo tipo de representantes de la sociedad rusa de aquel entonces desde monjes a artesanos, además de diferentes jóvenes que iban ataviadas con los trajes tradicionales de esa región rusa. Es por este motivo que nacen estas muñecas basadas en la representación de estas mujeres.

 

Su forma y representación visual es bien conocida por todos debido a que estas muñecas rusas tan conocidas suelen ser siempre la representación de la imagen de las mujeres de una familia campesina y son representadas con una figura corpulenta, debido a este motivo también que tenga relación con ser un símbolo de fertilidad y maternidad. Desde su creación hasta el día de hoy se han convertido en todo un símbolo de la tradición y de las más puras costumbres rusas, un obsequio y souvenir que no pueden faltar en las maletas de aquellos que visitan el gran país ruso y en todo un símbolo que asociamos perfectamente con Rusia

Cuando alguien te comenta sobre las muñecas rusas…. ¿qué es lo primera imagen que se te viene a la cabeza? Ejemplo de muñecas rusas Una imagen que aparece a la velocidad del rayo, y con los ojos de tu mente ves, unas figuras cilíndricas de vivos y brillantes colores, de un tallado impecable y que mágicamente están contenidas unas dentro de otras, variando en tamaño y manteniendo su forma, hasta que una vez juntas, se pueden ver como una armoniosa progresión geométrica descendente, en tamaño y con vistosos grabados y vibrantes colores. Ya sé en que estas pensando, y me aventuro a decir que estas en lo cierto, en verdad que si, estamos hablando de las icónicas y tradiciones muñecas rusas, conocidas como Matrioshkas, estas son el souvenir por excelencia, más solicitado, por los turistas que visitan Rusia. Esta fascinante e ingeniosa joya artesanal, comenzó a comercializarse como un juguete ingenioso, pero con el tiempo se ha convertido en un objeto de colección muy preciado por conocedores y profanos, ya que su manufactura, historia y tradición, atraen poderosamente la atención de infinidad de personas en todo el mundo.

La historia de las muñecas rusas

El origen de la muñeca rusa, curiosamente no es ruso, vienes del lejano Japón, estas debieron esperar hasta las postrimerías del siglo XIX o del año 1890, para pisar las estepas siberianas. Se cree que en el transcurso de una exhibición de tradiciones japonesas, una estatuilla del dios Fukurokuju, fue comprada por un artesano ruso, y este comenzó realizo una clonación de la estatuilla, adaptándola a la cultura rusa, donde es habitual la práctica de de meter objetos en el interior de otros similares pero de mayor tamaño. El nombre original de la muñeca rusa, era ” Matriona“, más adelante por una conveniencia cultural, el nombre se transformo en “Matrioshka” , y así se ha mantenido hasta el presente. La simbología inmersa en la muñeca rusa, se basa en la representación y culto a la fertilidad y maternidad, y simboliza la imagen arquetípica de la madre, con la concepción de la madre que se perpetua a través de la hija, y así sucesivamente, en la metáfora que representa la imagen de una muñeca dentro de la otra, en sucesión. En algún momento y para expandir el mercado de las muñecas rusas, se comenzaron a elaborar en versiones con figuras masculinas, y actualmente, representan a los antiguos gobernantes de la ex Unión Soviética, futbolistas y los más variados iconos contemporáneos. Reza una antigua leyenda rusa, que en una aldea vivía un viejo artesano llamado Serguei, este conseguía su sustento, elaborando instrumentos musicales, juguetes y toda clase de objetos usando la madera. Una vez a la semana, se enfrentaba al inclemente y gélido frío de la foresta, para proveerse de la madera necesaria para hacer su trabajo. En una fría mañana, se vio urgido de salir a recolectar madera, al salir a la intemperie, se encontró con que el terreno estaba cubierto de un espeso manto de nieve, la noche anterior había nevado mucho, el carpintero exclamo una plegaria a la diosa fortuna, con la esperanza de que esta le sonriera, pero la madera que se encontraba por esos lugares, estaba muy mojada, y apenas podía utilizarse para hacer una fogata y calentarse. bosque ruso Triste y vencido por el cansancio el artesano comenzó a retornar a su casa, y cuando se disponía a dar media vuelta, capto su atención, un extraño montículo que salía de un árbol.  Caminando hacia ese extraño bulto, se percato con asombro al ver que en realidad era un hermoso trozo de madera, el más bello que jamás había contemplado sus ojos. Se fue de prisa a su estudio, y se puso a meditar por varios días, hasta que finalmente le llego una mágica idea, y luego se entrego con alma y corazón, para crear la muñeca más bella que jamás existió. artesano ruso muñecas La muñeca resulto ser tan hermosa , que el carpintero decidió, no venderla, y quedársela para que le hiciera compañía y dijo , -Te llamare Matrioshka. Cada mañana se dirigía a ella con la siguiente frase: -Buenos días, Matrioshka, Y así repetía esa rutina diaria, una y otra vez, hasta que un día la muñeca le respondió: – Hola Seguei En ese instante, el artesano pasmado y sorprendido, se armo de valor, y decidió, ser feliz ya que tenia a alguien con quien hablar. Con el tiempo del carpintero, se dio cuenta de que la muñeca estaba muy triste, y este le pregunto qué era lo que le pasaba. La muñeca le respondió que ella veía como todo el mundo, tenía hijos e hijas, y en cambio ella no tenía nada, es decir que quería tener un hijo. A esto el carpintero le dijo: – Tendré que abrirte y extraer madera de ti, y esto te puede doler mucho. Entonces ella le respondió: – En la vida las cosas importantes requieren de pequeños sacrificios. Y luego el carpintero, rápidamente la corto, y tallo, una réplica más pequeña a la que llamo; Trioska, con esta acción ella no se sentía sola. Pero con el correr de los años, le paso lo mismo que a Matrioshka, y también Trioska fue invadida por el mismo instinto maternal y Seguei, convino en proporcionarle una hija, la que llamo Oka, pero Oka, también quería una hija, y en ese momento el carpintero se percato que ya no quedaba madera suficiente en Oka, para tallar otra muñeca, tras reflexionar, decidió, tallar un muñeco diminuto, al que llamo, Ka, le dibujo unos bigotes, luego exclamo: – Tu eres un hombre y no puedes tener hijos. Luego metió a Ka, en el interior de Oka, a Oka en el interior de Trioska y a Trioska, en el interior de Matrioshka. Un día, extrañamente Matrioshka, desapareció y Seguei, lo invadió la tristeza y la soledad.

Detalles de la elaboración de las muñecas rusas

Las muñecas rusas, son el producto de una minuciosa y precisa elaboración de artesanos dedicados y respetuosos de las tradiciones legadas por sus padres y abuelos. La muñeca rusa, aunque inicialmente fue concebida como un juguete, hoy en día es considerada una verdadera joya artesanal, toda ella, revela una individualidad característica que representa la firma de su autor, lo que la convierte en una autentica e irrepetible pieza maestra de arte. El material más utilizado para la elaboración de las muñecas rusas, es la madera, esto es debido a la facilidad para su tallado, textura y peso. Un detalle peculiar en la construcción cada muñeca rusa, es que todas sus piezas deben provenir de un mismo bloque de madera, esto debido a que cada bloque, tiene características de expansión y contracción únicas, y esto incide, notablemente, en la presión de tallado, para que al final todo el conjunto de muñecas se puedan armar, sin problemas. Al terminar el proceso de tallado y ajustes con el torno, la madera es cubierta con una fina capa de aceite, para protegerla de la humedad, y luego proceder a pintarla. La pintura utilizada generalmente para recubrir a las muñecas rusas, es óleo, la gran mayoría son cubiertas por completo, pero en algunas se deja una parte en la madera original, esto con la finalidad de que el artista agregué algún detalle en particular que identifique su estilo, como la firma y la cantidad de piezas que conforma conjunto. Luego el artesano emplea laca, acompañada de cera, para lograr un brillante y perfecto acabado.